Esta vez el post lo dedicamos a los más pequeños de la casa. Ellos con su piel delicada y suave pueden experimentar la molesta irritación de pañal. Os pasamos la receta tradicional y fácil de hacer del famoso linimento oleocalcareo,  un bálsamo muy efectivo y natural para tratar las irritaciones de los bebés e incluso las nuestras causadas por el contacto de sustancias irritantes o tratar la piel en caso de dermatitis de contacto.

El linimento Oleocalcareo es una mezcla de agua de cal, aceite de oliva y cera de abejas Bio, sirve para limpiar la piel del culito del bebé y cuidarlo de las irritaciones.

El agua de cal se compone de agua e hidróxido de calcio, tiene un pH básico y se puede utilizar en recetas de  limpiadores faciales y por supuesto es el ingrediente esencial del linimento.

En este caso nos gusta recomendar utilizar el aceite macerado de caléndula, ya que es un buen aceite vegetal para los bebés por ser muy calmante. El aceite lo que hará es proteger y nutrir la piel.

Y por último la cera de abejas Bio dará estabilidad y consistencia a la fórmula, además contamos con su acción calmante y emoliente. (Los veganos podéis utilizar la cera de candelilla).

Vemos que con sólo 3 ingredientes tenemos un producto 100% natural y DIY. Está muy indicado para las pieles sensibles, alérgicas y cómo hemos dicho para los bebés.

Paso a Paso del linimento oleocalcareo para 50ml:

  1. limpiar y desinfectar los utensilios a utilizar.
  2. Ponemos en un bol 24,5gr de aceite de caléndula Bio y 1gr de cera de Abejas.
  3. En otro bol ponemos 24,5gr de agua de cal y los calentamos ambos al baño maría hasta que funda la cera.
  4. Mezclar el agua de cal, el aceite y cera batiendo enérgicamente hasta que va enfriando y queda una consistencia más espesa.
  5. Transferir a un tarro y dejar enfriar.

Aplicar directamente sobre la irritacion y dejar que se absorba completamente. Veréis como mejora la piel rápidamente sin utilizar sustancias químicas fuertes, si no todo natural.